Vajillas bonitas para el postre

Vajillas bonitas para el postre

Unos platos bonitos para el postre son el ingrediente imprescindible para triunfar ante tus invitados en casa. A nadie se le escapa que el postre es uno de los platos más esperados en cualquier comida o cena, algo casi irrenunciable, y que puede influir enormemente en la sensación final del evento.

El momento del postre, por su importancia y por ser un momento especial, admite perfectamente incorporar un plato completamente distinto a los que hayas utilizado a lo largo de la comida o cena. Eso te va a dar mucho juego y te permite además contar con diferentes modelos para ocasiones distintas.

Te mostramos 7 ideas muy diferentes para que elijas aquella que encaja mejor con tu ambiente, con tu estilo y por supuesto con los distintos conceptos de postre, ya que no es lo mismo una porción de tarta, unas trufas, una mousse o un sorbete.

Plato postre diamante

 

1.-Diamante.

Este plato de postre hace honor a su nombre ya que es un verdadera joya como plato para acabar una comida o una cena. Encaja bien en cualquier ambiente u ocasión; ya sea en una mesa de lo más informal o por el contrario en la más elegante que puedas imaginar.

Al ser completamente transparente cede todo el protagonismo al alimento que se quiera presentar, enmarcándolo al mismo tiempo como algo realmente top.

2.- Marble. 

Es otra opción perfecta, al igual que la anterior se adapta perfectamente a cualquier postre, aunque combina especialmente bien con los tonos marrones y negros del chocolate. Puedes combinarlo con el llano de la misma colección al centro de la mesa si sobre él emplatas una tarta, ofreces unos pastelitos, o presentas unas simples cerezas para compartir.

 

Vajilla Marble

3.- Barro.  

Otra plato perfecto para servir postres de chocolate, e incluso helados! Puedes pasar al bowl de la misma colección tu sabor favorito y desde el centro colocar una o dos bolitas a cada comensal. No te olvides de decorar luego con alguna pequeña fruta del bosque. 

Plato melon

4.- Melon.

Un plato excelente para presentar fruta troceada, en macedonia, o de cualquier otra forma en que la vayas a preparar. Su diseño fresco y su textura tan original no pasará desapercibido. Perfecto también para servir con tartas heladas, merengues y postres de color blanco.

Plato hoja hortensia Cosa Nova

5.- Hoja hortensia Riviera Green.

Si Melon te ha gustado, el plato de postre hoja de la colección Riviera Green te va a enamorar. Una opción perfecta para postres pequeños e ideal para petit fours; esos pequeños dulces que se sirven con el café. 

6.- Blue Edge.

Nos encanta el aire campestre y rural, de rabiosa actualidad, de este plato que recuerda a aquellos clásicos que se podían encontrar en casa de la abuela hechos en peltre. Nos lo imaginamos con un flan auténtico y su extra de caramelo a un lado en el bowl mini a juego. 

7.- Teak

La elegancia de teak es algo indiscutible, resultado además un lienzo perfecto para servir cualquier tipo de dulce y que luzca inmaculado. Nos gusta al mismo tiempo por su diseño orgánico tal actual. Su bandeja ovalada es de nuevo un complemento ideal para llevar al centro acompañando los platos de postre individuales.

Podrás usas también tus platos bonitos para el postre en los aperitivos o como plato individual en comidas o cenas de picoteo en donde uno se sirve cosas de aquí y de allá. 

Los platos bonitos de postre van a ser un recurso que estamos seguros te va a hacer triunfar en esos momentos especiales con tu familia o amigos en torno a la mesa.


Vajilla Teak de porcelana francesa


Older Post Newer Post